You are currently viewing ¿Qué Pasa si no Puedo Pagar una Deuda Bancaria en Guatemala?

Solicitar un crédito a una institución financiera resulta ser más común de lo que nos podemos imaginar; ya sea por un préstamo o por un extra financiamiento para pagar una tarjeta de crédito.

Las razones pueden ser por cuestiones personales, por querer capitalizar un negocio o bien por no arriesgar un patrimonio propio para determinada situación.

Lo cierto es también que en muchas ocasiones y por un sinfín de razones, dejamos de cumplir con las obligaciones crediticias que se han adquirido, y es aquí donde empieza el tormento para las personas deudoras, por las siguientes 2 razones.

  1. Porque genera cierto tipo de vergüenza aceptar que tenemos una deuda y no hemos podido cumplir con ella.
  2. Porque somos objeto de amenazas, coacciones, intimidaciones y hostigamiento por parte de los acreedores, lo cual provoca miedos, molestia e inestabilidad emocional, lo cual se suma a todos aquellos problemas del diario vivir que podamos tener.

Por ello debemos tener claro ciertos mitos y verdades que puedan surgir de situaciones de esta naturaleza.

Debemos asesorarnos correctamente y saber que todo tiene una solución.

Es importante, guardar la calma, saber que no vamos a ir a la cárcel y que tampoco es el fin del mundo.

Recuerda que el acreedor busca recuperar su dinero y muchas veces utilizará técnicas un poco ortodoxas con el único propósito de lograr el cumplimiento de la obligación previamente contraída.

Es importante tener en consideración que toda medida cautelar (embargo de cuentas, salario, propiedades, entre otros) que se intente decretar en nuestra contra, únicamente puede ser ordenada por un juez competente. Por lo demás, solo son amenazas sin sentido.

Podemos encontrarnos frente a dos escenarios:

  1. Que el caso aún no se haya judicializado
  2. O bien que el caso ya se encuentre en un órgano jurisdiccional (un juez) competente.

En ambos casos, es factible encontrar una solución, lo importante obtener una asesoría legal adecuada de un abogado experto en el tema, quien le guiará encontrando la mejor solución.

Es importante cumplir con sus obligaciones, pero de una manera justa, legal y proporcional. No se deje intimidar.